Beneficios spa

Cada vez son más los usuarios que demandan el uso de zonas termales dentro de las instalaciones deportivas por sus múltiples beneficios tanto a nivel físico como mental. Su uso después de la práctica de actividad física aporta:

  • Aumentan la flexibilidad de los músculos.
  • Alivia contracturas musculares y cervicales.
  • Activan la circulación sanguínea.
  • Estimulan el sistema inmunológico.
  • Aceleran el metabolismo.
  • Tienen efectos anti-inflamatorios.
  • Mejoran la respiración y combaten los problemas respiratorios.
  • Favorecen la digestión y el funcionamiento del sistema digestivo.

Todo esto son los beneficios que se consiguen a través de la hidroterapia, pero si a ello le sumamos algún tratamiento más específico como un masaje de descarga, una presoterapia o un drenaje linfático los beneficios serán todavía mayores.